martes, 19 de febrero de 2008

El amigo Alfonsito

Una de las primeras personas que me enseñó a pintar hace unos 3 años fue Alfonso Prado (Praolo para los amigos). Después de asistir a un curso de terrenos que dió en Villagarcía se animó a venir desde Coruña a mi casa para pasar el día pintando y viendo su técnica. Creo que ese día marcó un antes y un después en mi carrera, no por ver su técnica, completamente caótica, sino por ver los resultados que obtenía. Desde entonces empecé a esforzarme para lograr más contraste y más suavidad en los degradados.
Tras unos meses de inactividad, ha vuelto con más fuerza que nunca con esta transformación de una figura de Verlinden en escala 1/35, un panzercoña, su tema favorito :)

2 comentarios:

carlos povedilla dijo...

JOPITAS. Un día entero con Alfonsito en tu casa. Y se fue desde Coruña así sin mas. ¿Hay ahí temita? ¡Qué bonito es lo que mayormente viene siendo el amor!

Pero,....................................................................... QUE OS CORTEN LA CABEZA

Dani Serrano dijo...

Uis pues no sé, fue hace tanto tiempo... pero esas cosas no se olvidan :)